Este año, bajo el lema “Cuidar Para Prevenir”, la semana inicia  el 15 de noviembre y se extenderá hasta el viernes 19

 

Sobre la prematurez al nacer

Los bebés prematuros son aquellos que nacen antes de las 37 semanas de edad gestacional, es decir, que no completan las 40 semanas que duran los embarazos que llegan a término. Al no completar el ciclo, son recién nacidos que dejan el útero antes del tiempo previsto, lo cual los hace más vulnerables que otros niños, por lo que requieren cuidados especiales y un seguimiento integral luego del alta de la maternidad.

 

El adecuado control del embarazo es clave para detectar riesgos de tener un hijo/a de manera prematura, favoreciendo la derivación oportuna a un establecimiento con la complejidad que se requiere tanto para el cuidado de quien cursa el embarazo como del bebé que va a nacer.

 

De acuerdo a la Dirección de Estadística en Información en Salud (DEIS), en Argentina en el año 2019, nueve de cada 100 nacimientos (8,9 %) fueron prematuros y precisamente es la prematurez la primera causa de mortalidad infantil y de discapacidad de comienzo temprano; a su vez el 1,2 % nacieron con menos de 1.500 gramos.

 

Derechos de niñas y niños prematuros, y sus familias

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia- Unicef – identificó y definió 10 derechos esenciales, que constituyen el decálogo de los derechos de quienes nacen de manera prematura:

  1. La prematurez se puede prevenir en muchos casos, por medio del control del embarazo al que tienen derecho todas las mujeres.
  2. Los recién nacidos prematuros tienen derecho a nacer y a ser atendidos en lugares adecuados.
  3. El recién nacido prematuro tiene derecho a recibir atención adecuada a sus necesidades, considerando sus semanas de gestación, su peso al nacer y sus características individuales. Cada paso en su tratamiento debe ser dado con visión de futuro.
  4. Los recién nacidos de parto prematuro tienen derecho a recibir cuidados de enfermería de alta calidad, orientados a proteger su desarrollo y centrados en la familia.
  5. Los bebés nacidos de parto prematuro tienen derecho a ser alimentados con leche materna. La leche humana es el mejor alimento para los bebés, incluidos los prematuros. Si un niño nace prematuro, lo mejor es que la madre permanezca junto a él y lo alimente con su leche.
  6. Todo prematuro tiene derecho a la prevención de la ceguera por retinopatía del prematuro (ROP). Un niño prematuro necesita controles oftalmológicos desde las primeras semanas de vida.
  7. Un niño que fue recién nacido prematuro de alto riesgo debe acceder, cuando sale del hospital, a programas especiales de seguimiento.
  8. La familia de un recién nacido prematuro tiene pleno derecho a la información y a la participación en la toma de decisiones sobre su salud a lo largo de toda su atención neonatal y pediátrica.
  9. El recién nacido prematuro tiene derecho a ser acompañado por su familia todo el tiempo. Para un bebé prematuro es muy importante sentir las caricias, la voz y el olor de sus padres. Para eso, debe estar junto a ellos el mayor tiempo posible.
  10. Las personas que nacen de parto prematuro tienen el mismo derecho a la integración social que las que nacen a término.

Fuente: https://prensa.cba.gov.ar/informacion-general/el-lunes-inicia-la-semana-mundial-de-la-prematurez/

Open chat